5 ideas para que tus clientes reaccionen (a tus llamadas a la acción)

20 Abr 5 ideas para que tus clientes reaccionen (a tus llamadas a la acción)

¿No sería genial si pudieras decirle a tus clientes directamente lo que quieres que hagan? Lo es y, de hecho, es posible con los botones de llamada a la acción. Esos botones que nos dicen: compra, descarga, escríbenos, suscríbete…

Nuestros clientes son personas inteligentes, pero eso no significa que haya que olvidar que cuando estamos navegando en Internet nos gusta que las cosas sean fáciles. y cuanto más directos sean los mensajes, mejor. Las cosas, ya se sabe, claras.

Por eso es importante, no sólo que añadamos esos botones de llamada a la acción de nuestros clientes sino que cuidemos las palabras que usamos para que no haya lugar a dudas. Lo primero, obvio, es decidir qué acción quieres que tomen tus clientes: programar una cita, comprar un artículo, descargar un documento, llamar por teléfono, escribir un mensaje… Te damos algunas ideas que para que tus clientes reaccionen a tus llamadas a la acción (CTA, en inglés):

1) Utiliza verbos de acción

Descargar, comprar, hacer clic, llamar… esos son los verbos de acción, es decir, los mejores verbos que puedes utilizar ya que estimulan a la gente a la acción. Siempre usa un verbo de acción en tus llamadas para que, además de ser estimulante, no quede duda sobre cuál es tu intención y objetivo.

2) Añade palabras que indiquen cierta urgencia

Al crear un sentido de urgencia, se genera, de cierta manera, una sensación de necesidad. Incluyendo palabras como “hoy” o “ahora” hacen que el mensaje se perciba como una oportunidad, como algo que debe hacerse. Por ejemplo, si vendes productos por Internet, ofrece los gastos de envío gratis “sólo hoy” o presenta las ofertas con una fecha de caducidad: “oferta válida hasta…”. Esto acelerará el tiempo de decisión del cliente.

3) Tono del mensaje

Estás usando un verbo de acción y la acción es urgente. Utiliza también una voz que resulte atractiva y que sea emocionante para tus clientes. Y sí, ¿por qué no? Utiliza signos de exclamación para darle vida a tu mensaje: si el producto que estás ofreciendo es bueno y tu cliente puede beneficiarse, ¿por qué no emocionarnos? Eso sí, no abuses. Demasiados signos de exclamación hace que se pierda todo el efecto y puede incluso llegar a ser cansado.

4) Cuéntales cuál es el beneficio de su acción

Todos queremos saber qué obtenemos a cambio cuando realizamos alguna acción. Si te doy mi email, ¿qué vas a hacer con él, qué saco yo a cambio? ¿Un montón de correos electrónicos? Piensa en los beneficios de lo que estás ofreciendo y cuéntaselo a tus clientes. Los usuarios son mucho más propensos a hacer clic si ven los beneficios por adelantado. Por ejemplo, si estás pidiéndoles que se suscriban a tu newsletter, puedes conquistarles diciéndoles: “Serás el primero en enterarte de nuestras novedades”, “Recibirás toda nuestras novedades en tu buzón”.

mgemi

5) Titular y botón de llamada a la acción

Hay una diferencia en el lenguaje que debe usarse en estas dos áreas de la llamada a la acción. El titular es un texto preliminar que puedes usar para presentar el producto o servicio y mostrar el beneficio. Es un texto que debe enganchar, atraer, por lo que es un gran lugar para ser creativo y persuasivo. Sin embargo, en el texto del botón, debes ser lo más claro posible. La acción a la que se incita al usuario debe ser transparente. Sin ningún tipo de truco o letras pequeñas.

No Comments

Post A Comment

¿Te ha gustado lo que has leído? Suscríbete ahora y recibe nuestros mejores artículos directamente en tu buzón de entrada cada mes.