Cómo equilibrar tus redes sociales personales y profesionales

candidate-1020923-2015-05-20-09-37-50

07 nov Cómo equilibrar tus redes sociales personales y profesionales

En la actualidad, lo normal es que muchos de nosotros tengamos más de una cuenta en las redes sociales. Incluso si tan solo te encargas de la cuenta de tu negocio, es posible que tengas que combinarla con la tuya personal. Aunque es relativamente fácil mantenerlas separadas, no es imposible cometer errores y compartir informaciones personales en las cuentas profesionales y al revés. De hecho, esa es una de las mayores pesadillas de los community managers, como veíamos hace poco. En otros casos, la cuenta personal también se convierte en portavoz de nuestra marca, por lo que es importante pensar qué imagen queremos dar. Por eso nos ha parecido muy interesante este artículo de The Next Web sobre cómo mantener el equilibrio entre tus redes sociales personales y las profesionales. Te contamos los puntos más interesantes:

Cambia tu percepción de las redes sociales

Habrá quien piense que está compartiendo demasiado. Pero, independientemente de si lo que compartes es demasiado personal o sobre tu negocio, pararse a pensar sobre nuestro uso de las redes sociales puede evitar que nos pasemos y que arruinemos de alguna manera nuestra reputación. Si bien la recomendación general es tener dos cuentas: una personal y otra profesional, como decíamos antes es posible que sean inseparables. En ese caso, es importante que incluso la cuenta personal se trata como si fuera profesional y cada vez que se publique algo, se piense detenidamente cómo va a afectar a la imagen.

Mantén tus cuentas seguras

Los hackers no tienen ni límites ni fronteras y si llegas a ser popular o molestas al grupo equivocado de personas, puedes encontrarte con una desagradable sorpresa, como puede ser que te hackeen la cuenta y publiquen contenido dañino para tu imagen. Mantener tus cuentas a salvo es la mejor forma de evitar este tipo de ataques. Nunca uses la misma contraseña en más de una página, no compartas la información de tu cuenta, etcétera.

Lo que está en la red, se queda para siempre

A estas alturas ya todos sabemos que lo que se publique en la red, aunque se elimine, estará ya para siempre. Tuitea algo inapropiado, borra el mensaje, pero eso no significa que se haya eliminado definitivamente. Si eres lo suficientemente popular, lo que tuitees o publiques será compartido o copiado por tus seguidores para recordarte tu error.

Antes de publicar algo en tus redes sociales, sea en tu cuenta personal o en la profesional, deténte un segundo y piensa qué reacciones puedes tener con esa publicación.

Mantén tus cuentas profesionales fuera de tu teléfono móvil

Otra recomendación es no tener tus cuentas públicas o profesionales en tu teléfono móvil o tableta. Ni siquiera inicies sesión si no lo necesitas. Esto evitará que compartas algo que no debas por accidente, ya sea porque te equivoques de cuenta o porque alguien utilice tu teléfono.

En resumen

Los errores y los despistes ocurren, especialmente en el mundo de las redes sociales donde enviar un tuit es tan fácil como un par de clicks en el teléfono. Cuando se trata de construir y mantener la imagen de una empresa, de un negocio, un despiste o un error de este tipo puede salir caro. Es importante tener cuidado con lo que se comparte y con quién. Procura, en la medida de lo posible separar tus cuentas personales de las profesionales e incluso recuerda que, en ocasiones, tú eres también la imagen de tu marca y todo lo que digas se asociará con ella.



¿Te ha gustado lo que has leído? Suscríbete ahora y recibe nuestros mejores artículos directamente en tu buzón de entrada cada mes.