El error más común en LinkedIn

coche viejo

11 jul El error más común en LinkedIn

Cuando LinkedIn entró en nuestras vidas, allá por el año 2003 (¡hace ya 13 años!), lo hizo con el objetivo de ayudar a empresas a contactar con profesionales y viceversa. Entonces parecía normal que cuando alguien se abría un perfil en LinkedIn, lo hiciera aportando información sobre su educación, su experiencia profesional, sus idiomas… como si fuera un currículum vitae online.

Ahora, con más de 400 millones de usuarios y presencia en 200 países, LinkedIn se ha convertido en la plataforma online de profesionales dispuestos a interactuar, crear y consumir contenido empresarial muy específico. Parece entonces lógico que los modos han cambiado ya que, además, se ha convertido en la forma más fácil, rápida y efectiva de vender online tu producto o servicio.

El gran error en LinkedIn

Una vez dicho esto, volvamos a la idea inicial porque sí, todos tenemos nuestro perfil en LinkedIn como si se tratara de una copia de nuestro currículum y, seamos honestos, además de a tu madre y a algunos curiosos, no hay mucha gente a la que le interese dónde hiciste la primaria, cuántos premios te dieron en la universidad, ni siquiera cuál es tu posición actual en la empresa para la que trabajas.

En vez de eso, a tus clientes y consumidores en LinkedIn lo que les interesa es su propio beneficio. Quieren resolver sus problemas y para eso, esperan encontrar un producto, un servicio o una persona que les ayude a conseguir sus objetivos. Así que, si lo que quieres es tener un perfil realmente rompedor en LinkedIn que atraiga a clientes y genere importantes relaciones comerciales, es vital que dejes de cometer este error: tienes que cambiar tu perfil y adaptarlo a los nuevos tiempos.

La solución

Es muy fácil. En vez de tener un perfil que se lea como un currículum online, necesitas escribir cómo puedes ayudar a un sector específico de clientes y consumidores a conseguir sus objetivos mediante tus servicios o productos. Qué puedes hacer por ellos, qué te hace especial, qué puedes hacer tú (o tu empresa) que no hagan otros.

¿A qué esperas? Ve a tu perfil de LinkedIn,  y trata de responder a algunas preguntas como:

  • Qué puedo decir para convencer a los usuarios de que puedo ayudarlos a resolver sus problemas (mis años de experiencia, mi trabajo con x empresa…);
  • Cuáles de mis servicios o productos pueden ayudar a mis clientes a ganar más dinero, ahorrar tiempo, facilitarles algunas tareas de su vida o su trabajo…

Por ejemplo, puedes empezar con una frase como:

QUÉ HAGO: Ayudo a [EL SECTOR AL QUE TE DIRIJAS] a conseguir [UN OBJETIVO] a través de [TAL PRODUCTO O TAL SERVICIO].

Por ejemplo, nosotros podríamos decir:

QUÉ HACEMOS: Ayudamos a las pequeñas y medianas empresas independientemente del sector al que pertenezcan a conseguir más clientes y mejorar sus ventas a través del marketing digital y un uso efectivo de las redes sociales.

En realidad, no es tan complicado el cambio. Se trata de aprovechar las opciones que da LinkedIn, todas las opciones empresariales que ofrece y construir una marca personal, que deje claro quién eres, qué haces y por qué tu trabajo es único.



¿Te ha gustado lo que has leído? Suscríbete ahora y recibe nuestros mejores artículos directamente en tu buzón de entrada cada mes.