Cómo usar las redes sociales si eres freelance

pagina web empresa

05 dic Cómo usar las redes sociales si eres freelance

Ser un freelance autónomo no es fácil. Pero si aun así has decidido dar el paso y empezar una carrera como profesional independiente, no seremos nosotros quienes te desanimaremos sino todo lo contrario. Y, aunque no sabemos nada de gestión fiscal, sí que sabemos (y mucho) de redes sociales, así que vamos a contarte algunas ideas para que utilices algunas de ellas en la promoción de tu trabajo y para captar nuevos clientes. ¿Preparado/a?

Hazte oír en Twitter

Porque seguro que has pensado que LinkedIn es tu red social. Y aunque es cierto, no deberías olvidarte de las demás. En Twitter puedes empezar a crear tu propia voz, tu propia marca. Esta red te permite, además, emplear un tono más personal: mostrar tus pensamientos, tus pasiones, tus intereses, en definitiva, te permite mostrar quién eres.

Comienza por lo básico, esto es, crea una cuenta y sube una foto a tu perfil. Recuerda que, aunque puedas usar un tono más relajado que en LinkedIn no debes olvidar que en todo momento tú eres una marca y debes ser coherente con los servicios que ofreces. Escribe una biografía en la que expliques qué haces y utiliza palabras clave. Si tienes una página web, inclúyela, así como tu lugar de residencia. Aunque viajes mucho, es importante que la gente pueda ubicarte en algún sitio.

Lo siguiente será posicionarte como un experto en el sector al que te dediques. Sé ingenioso, utiliza el humor y retuitea con estrategia. Aunque los tuits sólo tienen 140 caracteres, tu perfil y el tipo de contenido que publiques dirán mucho de tu marca. También recuerda que la vida de un mensaje en Twitter es muy efímera por lo que tendrás que invertir tiempo y ser consistente en tus publicaciones para mantener una presencia activa en la red.

Publica tu trabajo en Instagram

Puede que Twitter no te interese porque tu trabajo sea más visual. No todas las redes sociales sirven para todo el mundo. Si lo que te interesan son las redes visuales, Instagram, Facebook e incluso Pinterest pueden ser tu territorio.

¿Te gusta Instagram? ¿Por qué no la utilizas para contar historias sobre tu trabajo. La mayoría de diseñadores y fotógrafos se limitan a  publicar imágenes de sus trabajos con algunas etiquetas relevantes y, aunque eso no está mal e incluso son muchos los que consiguen desarrollar una marca de esa manera, una forma de explotar aún más las posibilidades de esta red social es contando una historia sobre ti, sobre tu marca, sobre tu trabajo. Tampoco es necesario que te extiendas demasiado, una o dos líneas sobre esa imagen que estás publicando será suficiente para generar interés: cuál era el problema del cliente y cómo lo resolviste, o cómo avanzas en la elaboración del trabajo. Involucra a tus seguidores en el proceso creativo y ellos se involucrarán en tus resultados. Recuerda que tus seguidores pueden ser tus mejores portavoces.



¿Te ha gustado lo que has leído? Suscríbete ahora y recibe nuestros mejores artículos directamente en tu buzón de entrada cada mes.