5 errores al publicar imágenes en redes sociales

empresa-instagram

16 ene 5 errores al publicar imágenes en redes sociales

A todos nos gusta ver imágenes en las redes sociales. No podemos negar que nos sentimos mucho más atraídos por aquellas publicaciones con imágenes que por aquellas que son puro texto. Incluir una imagen en tus publicaciones en las redes sociales inmediatamente aumentará, duplicará si no más, el alcance de éstas. Ya lo sabías, ¿verdad? Sin embargo, no es tan fácil como colocar una imagen y ya. De hecho, si lo haces así, de una manera irresponsable o que no encaje con tu audiencia, puede incluso perjudicarte más que beneficiarte. Por eso, porque no queremos que eso ocurra, vamos a contarte cuáles son algunos de los errores más frecuentes a la hora de publicar imágenes en las redes sociales:

1. Encuadrar la imagen incorrectamente

No hace falta ser un profesional para saber cuándo una imagen está bien encuadrada. Es una respuesta casi natural. Uno se da cuenta inmediatamente de que algo falla: o sobra o falta. En cualquier caso, si no lo tienes muy claro, puedes recurrir a blogs de fotógrafos o profesionales para encontrar algunas reglas básicas de la fotografía.

Por ejemplo, la regla de los tres tercios: divide la imagen en tres tercios y coloca los elementos importantes en algún punto de intersección.

Por ejemplo, la regla de los tres tercios: divide la imagen en tres tercios y coloca los elementos importantes en algún punto de intersección. Imagen de Blogdelfotografo.com

2. No tener un sujeto/objeto definido en la imagen

Una imagen no puede ser efectiva si no tiene un sujeto o un objeto bien definido. Si es una imagen demasiado confusa, con muchísimos elementos, tus seguidores no sabrán en qué deben enfocarse, y si tus usuarios no pueden determinar con facilidad por qué has publicado esa imagen, el mensaje no será claro y, por tanto, fallido.

Tu imagen también transmite un mensaje, por eso debe tener un sujeto u objeto definido.

Tu imagen también transmite un mensaje, por eso debe tener un sujeto u objeto definido.

3. Usar imágenes de stock

No queremos decir que todas las imágenes de stock sean necesariamente malas. Si uno le dedica tiempo y paciencia, puede llegar a encontrar buenas imágenes que ilustren bien su mensaje y su publicación en las redes sociales. Sin embargo, si no lo haces así, corres el riesgo de usar imágenes que ya ha usado otros (muchos otros) antes que tú, lo que le restará originalidad a tu publicación.

Esta imagen aparece cuando se busca 'bufanda' en uno de estos archivos de stock (Fuente: http://badstockphoto.tumblr.com)

Esta imagen aparece cuando se busca ‘bufanda’ en uno de estos archivos de stock (Fuente: http://badstockphoto.tumblr.com)

4. No pensar en tu audiencia

Piensa siempre en tu audiencia. No sólo para escribir tus publicaciones sino también para buscar y diseñar las imágenes que vas a publicar. Si tu audiencia es joven, procura adaptarte a sus gustos. Por ejemplo, GoPro se dirige a una audiencia joven a la que le gusta la actividad física al aire libre. Por eso, la mayoría de sus publicaciones en las redes sociales están ilustradas con imágenes de personas haciendo actividades increíbles al aire libre.

Fuente: http://theultralinx.com/2014/08/20-amazing-gopro-photos/

Fuente: http://theultralinx.com/2014/08/20-amazing-gopro-photos/

5. No ser original

Tus imágenes suelen ser la primera impresión que se llevan tus seguidores cuando publicas en tus redes sociales. Deben ser originales, destacar, deben mantener un mismo tono y ser consistentes, de manera que tus seguidores puedan reconocer una de tus publicaciones sólo al ver la imagen.

Resumen

Las imágenes pueden ser un gran elemento de atracción, pero sólo si sabes cómo utilizarlas de una manera efectiva. Las fotografías y las ilustraciones requieren sus propias consideraciones en las redes sociales y sólo si sigues esas consideraciones podrás sacarles todo el partido. Esto no significa que tengas que hacerlo de manera perfecta desde ya. Se trata de ir mejorando con el tiempo y la práctica y, por supuesto, de pedir ayuda cuando la necesites. ¡Suerte!



¿Te ha gustado lo que has leído? Suscríbete ahora y recibe nuestros mejores artículos directamente en tu buzón de entrada cada mes.